Para vender más empieza a venderte mejor.

Y deja de perder el tiempo con procesos de venta larguísimos e ineficientes y clientes que te marean.


Verás, llevo mucho tiempo ayudando a las pymes a vender más a nivel nacional y también a exportar.

Y veo muchas empresas donde todos andan locos. No tienen tiempo para nada. No les da la vida. No llegan.

¿A dónde?

No sé si lo saben muy bien. Pero no llegan.

Es la rueda del hámster. Cada día es igual o peor. Y no hay forma de salir de ahí.

No saben cómo han llegado a esta situación, pero ya ni se acuerdan de cómo era trabajar de forma organizada. Ahora todos los días son así.


Y si estás atrapado en esa rueda 

Te da miedo llegar al trabajo. 

Todo el día apagando fuegos.

¿Qué me voy a encontrar hoy?

En el fondo de tu mente una vocecita te dice que esto no puede seguir así, que tienes que hacer algo para cambiar esta situación.

Pero entras en la vorágine del día y bastante tienes con sobrevivir.


Entonces, analizando el porqué, muchas veces resulta que hay algo que casi nunca se tiene en cuenta, pero resulta que una gran parte del problema lo está causando el trabajar con clientes inadecuados.

No sé si a ti te pasa algo de esto:

► Clientes que te marean
► Que te piden descuentos
► Que te cambian los pedidos
► Que te llaman a todas horas
► Que te piden adelantar fechas de entrega
► En definitiva, que no respetan tus condiciones y no te respetan a ti

Y lo peor del caso es que cuando analizas la rentabilidad que esos clientes te producen, es para tirarte de los pelos.

Y te preguntas ¿esto se puede arreglar?

Bien, la respuesta a esa pregunta está en la venta.

■ En saber vender. 

■ En liderar el proceso.

■ En elegir a tus clientes ideales y descartar rápido a los malos.

■ En hacerte respetar.

■ En tener un proceso de venta fluido y sin fricciones.

■En ser productivo dedicando tu tiempo a lo que te genera rentabilidad y olvidándote de todo lo que acarrea un mal enfoque comercial.

Pues verás, en mi modesta opinión (prescindible o no) de todos los días

la venta es la asignatura pendiente de la mayor parte de los negocios.

Las empresas tienen técnicos, especialistas, grandes profesionales en lo que hacen. Muy buenos en los suyo, sea fabricar, desarrollar proyectos de ingeniería, dar consultoría, lo que sea.

Pero el problema es que muchas no saben vender.

Y creen que tener un buen producto o un buen servicio, o algo súper novedoso e innovador es suficiente. Con eso ya está. Se lo van a quitar de las manos.


Y aquí me encuentro con todo tipo de empresas:

Desde empresas de toda la vida que venden por el boca a boca, por el prestigio de años, pero que son incapaces de vender proactivamente.

Hasta start-ups muy preocupadas por tener éxito en su próxima ronda de financiación, pero que no contemplan en su plan de negocio que lo que tienen que hacer desde el minuto cero es vender, vender y vender.

Porque vender es el alimento para cualquier negocio. Por muy bien que vaya todo lo demás, sin ventas no hay nada que hacer.

Por eso la venta es la principal habilidad que debe dominar una empresa.  

Y más te diría: La venta es la principal habilidad para cualquier persona, también fuera de lo profesional.

Para ver la peli que quieres con tus amigos, para hacer los planes de vacaciones con tu pareja, para que tus hijos recojan el cuarto, para que te contraten en una entrevista de trabajo, para que tu jefe respete tus opiniones.

Igual crees que exagero, pero saber vender y saber venderse es lo más importante y productivo para tener una vida exitosa.

Pero ¿qué pasa?

Que tenemos una mala opinión de la venta.

Estamos acostumbrados a la venta tradicional, la del vendedor agresivo, que presiona y que te hace sentirte obligado a comprar. O del que es excesivamente amable y un cansino.

Y no, así ya no se vende. Los nuevos modelos de venta están aquí. Estamos en el siglo XXI.

Y por otra parte a la mayor parte de las personas no les gusta nada vender. Normal ¿a quien le puede gustar dedicarse a ese tipo de venta?

Bien, no te preocupes. Puedes quitarte de la cabeza todo eso, porque casi todo lo que pensábamos de la venta no es como creíamos. De hecho, casi siempre es al revés. Las técnicas tradicionales no funcionan. La venta es totalmente contraintuitiva.

Y, fíjate, para tener éxito tenemos que hacer casi siempre lo contrario de lo que nos sale por inercia.


Te pongo un ejemplo:

Nos han enseñado a ser amables y complacientes con los clientes, casi serviles. A decirles a todo que sí, a estar siempre a su disposición.

Bien, si haces eso, tu cliente te percibe como alguien muy necesitado. Alguien desesperado por vender. Y no hay nada que ahuyente más ventas que esa percepción de necesidad.

El cliente no quiere alguien sumiso que le dé la razón en todo.

Lo que quiere es alguien que le guíe con autoridad, que le lleve de la mano para elegir su mejor solución, que le dé confianza.

Porque tanto si vendes extintores, como rótulas, troqueles o desarrollos software tú eres el que sabes, el que dominas tu campo. 

Tu cliente no. 

Tu cliente quiere alguien competente que le dé soluciones. No que esté constantemente buscando su aprobación.

Bien, creo que te haces una idea sobre de qué va esto de los nuevos modelos de venta.

Se trata de aplicar la neurociencia a la venta.

De conocer por qué los humanos reaccionamos como reaccionamos y de cómo tomamos las decisiones de compra.

La buena noticia es que la venta es una habilidad que se puede aprender. De hecho, hay todo un mundo por aprender. Muchos temas, enfoques, ideas y herramientas para conseguir un proceso de ventas efectivo y poder trabajar con tus clientes ideales.

Verás, yo llevo años metiendo la pata, dándome contra la pared con llamadas y mails que no obtenían respuesta, haciendo cursos, webinarios, talleres, sesiones, podcasts. Leyendo montones de libros sobre ventas.

Y también probando técnicas diferentes y averiguando lo que funciona. Sobre el terreno real. Con mis clientes y con los clientes de mis clientes.

Por eso quiero poner a tu disposición toda esa experiencia y conocimiento ofreciéndote mi formación en ventas a medida para tu empresa, para tu equipo o para ti. 

¿Para qué te va a servir esta formación?

Bueno, la vamos a configurar a tu medida, pero estas son algunas de las cosas que vas a aprender:

► El ángulo diferente para enfocar la venta que te hará vender más y mejor a nivel nacional y también, si quieres, empezar a exportar.
Algo tan simple que cuando lo descubras no entenderás por qué no lo habías pensado antes.

► Las técnicas de venta más efectivas para acortar y optimizar tu proceso de venta que la mayoría de las pymes no están utilizando.

► Cómo dejar de perder el tiempo con procesos de maduración larguísimos y descartar inmediatamente contactos que no van a ningún lado.

► Saber quién es de verdad tu cliente ideal en cualquier país. Y cómo conectar con él para que tu marca se le quede pegada en la mente, te recuerde y te compre.

► Por qué es tan mala idea hacer descuentos.

► Entender que la venta nacional e internacional no son compartimentos estancos y cómo eso te va a ayudar a poner a tu empresa en el exterior antes de lo que piensas.

► Cómo empezar a dar los primeros pasos hacia el exterior.


Y muy importante. Ojo, que este no es un tema menor:
Esta formación te va a servir a nivel personal para venderte mejor. Saber vender va unido a saber venderse. Y saber venderse es una de las mejores habilidades que una persona puede desarrollar para mejorar su vida.

Ahora piensa en cómo saber venderte te va a servir p ara que te escuchen. Para que te valoren. Para persuadir. Para ganar seguridad. Para conseguir la confianza de los demás.


¿Qué te parece?

¿Te interesa?

Si quieres contacta conmigo. Mándame un e-mail y vemos si a los dos nos interesa trabajar juntos. Si es así preparamos una formación a tu medida.

Aquí para mandar un e-mail y ver si nos interesa trabajar juntos

¿Cómo es la formación?

Es una formación totalmente personalizada. A medida de tus necesidades.

Puede ser:

■ Formación para una persona

■ Formación para equipos

■ Sólo enfocada a la venta nacional

■ Para venta nacional y exportación

¿Cuánto cuesta la formación?

Depende de cómo la configuremos, para cuántas personas, por cuanto tiempo, presencial u on-line. Con tus datos concretos te tendría que preparar un presupuesto.

Pero piensa que el mínimo serían  850€ por  3 sesiones de 90 minutos . Así te haces una idea y no perdemos el tiempo ninguno de los dos.

¿Es mucho? ¿Es poco?

Depende. Si pones en práctica lo que vas a aprender, con una sola venta que consigas probablemente ya la habrás amortizado.

Y desde luego no te va a servir sólo para una venta. 

Va a ser un antes y un después en tu forma de conseguir clientes y de llevar a cabo un proceso eficiente. Es decir, muchas ventas.

Y sobre todo, te va a dar una gran seguridad a la hora de vender ¡Eso lo cambia todo!

Pero si te parece caro, no lo contrates. No tiene sentido.

¿Para quién es esta formación?

Las personas que más partido le están sacando a la formación son las que no saben cómo afrontar una entrevista con un cliente, cómo llevar a buen puerto una llamada comercial, cómo escribir un buen e-mail que obtenga resultados.

Porque después de la formación consiguen:

  Perderle el miedo a la venta

  A algunas incluso hasta les gusta 😊

  Controlar el proceso

  Seguridad

  Cambio de mentalidad

  Verlo con otros ojos

  Herramientas para aplicar al día siguiente

Aquí para enviar un e-mail y ver si nos interesa trabajar juntos

Pero, ojo, esto no es para ti si

  No estás abierto al cambio

Vendes mucho, tienes clientes recurrentes que te respetan y aceptan tus condiciones

  No te preocupa demasiado crecer más ni diversificar riesgos

Así que si no lo tienes claro, si no estás convencido de que la venta es tu máxima prioridad, si no estás dispuesto a hacer un esfuerzo para poner tus ventas a otro nivel, no te molestes, de verdad.

No es arrogancia ni ninguna técnica de marketing. Simplemente es que no te va a servir de nada.  Ni a ti ni a mí.

Pues esto es todo lo que quería contar.

Ahora ya 

Puedes dejar d e perder el tiempo con procesos de ventas larguísimos e ineficientes y clientes que te marean. Y empieza a vender más. Aquí y en Reyjiavik.

Si quieres claro.

Si es así 👇

Aquí para enviar un e-mail y ver si nos interesa trabajar juntos